comer en Budapest

Restaurantes en Budapest para todos los bolsillos

¿Organizando tu viaje express a Hungría y mirando donde comer en Budapest bien sin que te cueste un ojo de la cara?

En general, comer en Budapest no te saldrá caro casi en ningún sitio (absténganse paladares masterchef o similares), pero puede llegar a ser difícil decidir dónde ir. Además, quieres comer lo típico, lo tradicional, probar cosas nuevas y no morir en el intento.

Dónde comer en Budapest

¡Estas de enhorabuena! Un año viviendo en Budapest me dio para probar un montón de restaurantes y  crear una lista de todos mis favoritos: restaurantes con muy buena relación calidad-precio, platos tradicionales y otros más modernos o alternativos, donde no dejarse un riñón.

Toma nota, porque estos restaurantes no suelen estar en la agenda de cualquier turista. ¡Buen apetito! o como dirían en Hungría: egészségünkre!

La gastronomía magiar se caracteriza por servir platos generosos y por el uso común (para muchos, excesivo) de Paprika, pimentón. Muy tradicionales son el goulash o filete empanado con arroz o patatas. ¿De beber? Palinka, un tradicional licor de frutas con 40 grados de alcohol.


1. Frici papa kifőzdéje: comida tradicional y barata

No encontrarás ningún restaurante de comida tradicional húngara con mejor relación calidad-precio.

El Frici papa lleva alimentando a los húngaros desde 1997 y  se ha convertido en un clásico en la capital por sus inigualables precios y su comida tradicional húngara.

Lejos de ser un lugar de clase y turístico, Frici papa es un restaurante de la vieja escuela, pero que nunca falla; decoración anticuada, ambiente cálido y familiar, y platos de cuchara.

El gran punto a favor de Frici papa son sus tiradísimos precios. No esperes pagar más de 5€ por un menú completo con entrante, principal y postre.

Aparte de la carta, también puedes preguntar por el menú del día, con el que puedes llegar a comer por menos de 1000 Ft (3€).

Precio:

 Recomendación: goulash de ternera al vino tinto, pechuga de pavo rellena de jamón y queso con arroz y de postre, pancakes de nutella.

Comer en Budapest
Foto: Frici Papa

Comer en Budapest
Foto: Frici Papa


2. Kajahu FoodTogether: pide a través de un ordenador

Kajahu fue uno de esos grandes descubrimientos en Budapest; y para nosotros es un must.

Con un toque moderno y futurista se encuentra el Kajahu, un peculiar restaurante en el centro de Budapest con platos de alta calidad, razonables precios y un servicio sencillo y ligero.

¿Lo curioso de este sitio? Que la comida la pides tú desde tu mesa, y moviendo sólo un dedo. Con ayuda de una pequeño ratón táctil, puedes pedirte una hamburguesa o una ensalada a través de los ordenadores que están integrados en la misma mesa donde comes.

Como si de una compra online se tratara, puedes ir añadiendo comida y bebidas al carrito y,  una vez confirmado, un camarero te llevará el pedido a tu mesa. Esto se irá añadiendo a tu factura, sobre el que tendrás total control, decidiendo si quieres añadirlo a la cuenta conjunta de la mesa o pagar de forma individual.

Es un sitio bastante curioso, inusual y divertido. Además, la comida esta buenísima: platos refinados y un menú bastante variado que fusiona la comida húngara con otras gastronomías como la mexicana, asiática o americana.

Precio:  

 Recomendación: Rollito de pechuga de pollo relleno de bacon y queso.

Comer en Budapest
Pantalla en la mesa. Foto: Kajahu


3. Szimpla Kert: come en un pub en ruinas

Si en tu viaje express a Budapest no tenias incluido pasarte por Szimpla, ¡ya lo puedes estar haciendo! Se trata del mejor ruin pub de Budapest, y un lugar ideal para comer, tomarse un café o salir de fiesta. 

¿Que es un ruin pub? Pues como la misma palabra dice: un pub, literalmente, en ruinas.

No esperes encontrar coherencia en sus salas o patios, porque no la tiene. Te sorprenderá su sin-sentido decoración con toques vintages y retros: grafitis, luces de neón, ordenadores rotos, lamparas, sillas por los techos, etc. Una temática que yo la definiría como «todo vale».

Dentro de los 2 pisos que ocupa Szimpla Kert encontrarás varias salas de cocktails, licores, cachimbas, vinos o copas. En una de ellas disponen de una tímida carta de comida, en la que son especialmente famosas sus gigantescas hamburguesas, y las que recomiendo a cualquier amigo. ¡En mi año de Erasmus cayeron unas pocas!

Precio:  

Szimpla Kert
Patio principal de Szimpla Kert. Foto: David Mars

Hamburguesas Szimpla Kert Bar Ruina Budapest
Las hamburguesas de Szimpla Kert. Foto: Jose Carlos DS


4. Király100 Gastro Corner: despídete de Budapest por todo lo alto 

¿Buscas algo más exquisito para esa velada romántica en tu ultima noche en Budapest? Király100 Gastro Corner es uno de esos lugares idóneos para una ocasión especial con amigos, familia o en pareja.

Acogedor, cálido y hogareño. Se trata de una taberna rustica del siglo XIX donde encontrarás comida tradicional húngara pero con toques de alta cocina. Para beber, Király100 Gastro Corner cuenta con una gran selección de vinos y palinkas, esos chupitos de licor de frutas que con sus 40 grados de alcohol no tardarás en entrar en calor.

Comer en Budapest
Foto: Kiraly100 Gastro Corner

Su menú cuenta con entrantes, sopas y platos principales donde la carne es la principal protagonista. Espera a encontrar una gran variedad de platos con pollo, ternera, cerdo o venado. 

Pero si por algo resalta Király100 Gastro Corner es por servir una de las mejores carnes de pato de Budapest. Muy popular es el pato en cacerola con patatas y salsa de queso (mi favorito) o pechuga de pato roseado con jengibre y puré de patatas.

También tienen unos postres para chupetearse los dedos, como posset de limón o souffle de chocolate.

Comer en Budapest
Foto: Kiraly100 Gastro Corner

¿Y los precios? Este es el lugar más caro de toda la lista, y es lógico. La calidad hay que pagarla. No obstante, desde mi punto de vista, y comparado con otras capitales europeas, sigue siendo bastante barato. No esperes pagar más de 20€ por plato, bebida y postre. Bienvenido a Hungría 😉

Precio:  

Al final de la comida pide Palinka de la casa. Si sois 4 personas os lo servirán de una forma muy peculiar. Tendréis que posicionaros uno al lado del otro y os traerán una tabla con 4 chupitos encajados en pequeños agujeros.  La única forma de tomarse el Palinka es girando la tabla los 4 a la vez.


Otros restaurantes

La lista que te dejo a continuación son restaurantes que no he estado pero que son, también, populares por ser económicos y de calidad. No te puedo dar una recomendación exacta, pero quizás merezca la pena echarle un vistazo 😉

  • Menza: Restaurante moderno con un amplio menú de comida tradicional. Ideal para cenar.
  • Most: Un lugar para comer ligero a media mañana, tomar un café o leer un libro.
  • Hungarikum Bistro: Restaurante típico y tradicional
  • Mazel Tov: Un bonito espacio cultural con jardín, cafetería, cocina mediterránea y un ambiente fresco.

Foto destacada: Pixabay